lunes, 19 de enero de 2015

Vuelta al coltán

La combinación de dos minerales,  la columbita y la tantalita, dan lugar al compuesto más tristemente conocido de la actualidad: el coltán. Varios amigos me han comentado, casi escandalizados,  un reportaje de la televisión de hace unos días al respecto. No, no lo ví. Pero he visto otros y he leído mucho sobre ello.

El caso del coltán, de donde se extrae el tantalio, un elemento vital para el funcionamiento de móviles, tabletas, etc., es uno de los casos, además de sangriento,  más flagrante en cuanto a la hipocresía de los líderes de los países del mundo súper-desarrollado, entre los que se encuentra España. Mientras miles de personas trabajan en las minas centro africanas -el Congo tiene en sus entrañas la mayor parte de las reservas mundiales de coltán-, en condiciones de esclavitud propias de siglos atrás, las multinacionales hacen su agosto con la seguridad añadida de que las autoridades de los países donde operan y en general de todas las instituciones internacionales seguirán mirando a otro lado. ¿Hasta cuándo?


2 comentarios:

  1. Yo lo veo así: las empresas multinacionales contratan guerrillas que matan y saquean para mantener el control de las minas y forrarse después con el expolio. El estado está doblegado asimismo por estos poderes económicos tan crueles.

    Luego llegan a nuestras manos los smartphones y nos ponemos a mandar mensajes de solidaridad por SMS a los hambrientos y a los sin techo africanos. Pura hipocresía.

    ¿Cómo se arregla? Legislando, devolviéndoles a los países africanos la soberanía de sus tierras y de sus gentes, ayudándoles a avanzar haciendo acuerdos dignos. Con el saqueo y la corrupción solo conseguiremos más muertes y dolor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se puede decir más alto pero no más claro.

      Un saludo

      Eliminar